MENÚ

Cómo limpiar el plástico

Hoy en día, casi todo lo que tenemos está hecho de plástico, es barato, no pesa mucho y es un gran aislante eléctrico y térmico. También es resistente a la corrosión y fácil de trabajar. Estas son las razones de que prácticamente todo lo que nos rodea esté hecho de este material. Y por eso, hoy os vamos a contar cómo se debe limpiar.
Pasos a seguir:
Lo primero que debemos hacer es comprobar que no existan restos aislados de plástico significativos. En el caso de que haya hay que deshacerse de ellos con alcohol, siempre, antes comprobando que no vamos a alterar el plástico.
Después tenemos que crear la mezcla para limpiar: hay que mezclar una taza y media de bicarbonato de sodio, media taza de detergente y dos cucharadas soperas de vinagre blanco con media taza de agua. Si veis que la mezcla ha quedado demasiado fuerte, se puede añadir agua al gusto.
Mételo en un vaporizador para rociar la mezcla sobre el objeto que quieras limpiar, aplícala en el área afectada y deja actuar. Después frota fuerte para deshacernos de la suciedad. Enjuaga y deja secar.
Otros métodos de limpieza:
Se puede también utilizar otra mezcla, amoniaco y agua. Solo que esta mezcla es bastante peligrosa, hay que utilizarla con guantes de látex y en lugares ventilados porque puede irritar nuestros ojos y nuestro conducto respiratorio. Incluso, si entra en contacto con la piel puede provocar quemaduras y ampollas. Debido a que el amoniaco es un producto muy fuerte, ha de mezclarse con una gran cantidad de agua.

Especialistas en limpieza de